07 julio 2014

Las claves para entender el estallido bursátil de Gowex

Gotham City Research: ¿héroe o villano?
El pasado martes 1 de julio Gotham (una firma de análisis vinculada con vendedores a corto) publicó un informe de 93 páginas advirtiendo que el 90% de la facturación de Gowex (compañía que ofrece servicios de Wi-Fi gratis que cotiza en el MAB) era infundada y que el precio objetivo de las acciones de la compañía era de 0€. Esto dio lugar a un desplome bursátil de la compañía del -60'22% entre el 1 y el 2 de julio. Al día siguiente, 3 de julio, la CNMV suspendió de cotización a la compañía hasta que aclarara lo sucedido.



Reacciones al informe de Gothman
Por un lado, Tras el informe de Gotham, el CEO de la compañía, Jenaro García, se limitó tan sólo a emitir un comunicado en el que se enunciaba que la compañía que presta servicios Wi-Fi demandaría a Gothman por infamias y que contrataría a una de las auditoras Big Four (Deloitte, Ernst & Young, KPMG y PwC) para certificar que las cuentas de la compañía eran certeras en contra de lo que vociferaba Gothman. Por otro lado, la CNMV anunció que investigaría a Gothman por posible abuso de mercado.


Se confirma el peor escenario: Gowex ha falsificado las cuentas
El domingo 6 de julio en un Hecho Relevante emitido por Gowex a la CNMV se comunicaba que Jenaro García dimitía como Consejero Delegado de la compañía y que éste era el responsable de la falsificación de las cuentas de la compañía de al menos los últimos 4 años. Por si fuera poco, la entidad solicitó concurso de acreedores por no poder frente a los pagos de su deuda. Al final el presunto villano fue un héroe, pues peores serían las consecuencias de haber postergado la falsedad alimentando una burbuja que se hacía cada vez más grande.


Reflexiones
Tras el desplome bursátil, los accionistas de Gowex empezaron a culpar del descalabro bursátil a Gothman en vez de exigir al CEO de la compañía que esclareciera los hechos dando una rueda de prensa, pues era tal el silencio que guardaba que hacía prever el peor escenario. Es poco habitual en Twitter ver a varios accionistas actuar al unísono como verdaderos hooligans de un equipo de fútbol, así que nos podemos hacer una idea de qué perfil inversor invertía en esta compañía: personas con nula o escasa formación en los mercados financieros, fáciles de persuardir, con nula capacidad de crítica y ya no digamos de análisis.

En cualquier caso, es flagrante como los supervisores (MAB, BME, CNMV) no han vuelto a cumplir su función tras el todavía reciente caso Pescanova (también falsificó la facturación como Gowex). 

Para finalizar, comentar que Jenaro García no sólo ha hecho daño a su compañía como marca y a sus accionistas, sino a todo el Mercado Alternativo Bursátil, un mecanismo necesario de financiación para las PYMES como alternativa al caro crédito bancario. Ahora sólo cabe esperar que le caiga a este tipo todo el peso de la ley por falsedad documental y estafa.

En resumen, un magnífica campaña de comunicación de la compañía para persuadir con un plan de negocio que presenta falsos resultados contables, la desmesurada codicia de unos inversores ingenuos (algo muy característico de la cultura del pelotazo en España) sumado a la nula efectividad de los organismos reguladores del mercado han sido los actores de la creación de una burbuja y del pinchazo de la misma cuando se ha descubierto la gran estafa.

0 comentarios:

Publicar un comentario