18 agosto 2013

10 razones por las que invertir en renta variable europea

Hay muchas razones por las que invertir nuestro dinero en renta variable europea en lo que queda de 2013 y sobre todo en 2014.

Todo parece indicar que los osos se retiran de las bolsas del viejo continente y que es tiempo de cornear el parqué europeo hacia arriba.

Así pues, a continuación se detallan los 10 principales motivos para invertir en valores europeos:

1) La retirada del QE 3 en Estados Unidos y la renta variable estadounidense
Actualmente la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) inyecta 85.000M$ a la economía estadounidense: 45.000M$ van para la compra de bonos soberanos y 40.000M$ para comprar cédulas hipotecarias para reactivar el crédito en el sector inmobiliario.

Bien, pues hace un par de semanas Bernanke, el presidente de la FED, anunció que pondría fin al tercer programa de flexibilicación cuantitativa (Quantitative Easing 3 o QE 3) y todo apunta a que empezará a soltar el acelerador en la reunión de este 18 de setiembre.
























Como podemos observar en el gráfico los 3 programas cuantitativos (QE 1, QE2 y QE 3) junto con la operación twist (se trata de canjear bonos a corto plazo por bonos a largo plazo) han posibilitado la escalada en el Dow Jones hasta el punto de marcar máximo históricos semana tras semana en 2013.

En resumen, es evidente que la renta variable estadounidense no es una opción óptima en el corto plazo, pues el fin de los programas cuantitativos van acompañados de bruscas bajadas en las bolsas estadounidenses y el fin del QE 3 está a la vuelta de la esquina (se deja entrever que finalizará antes que Bernanke acabe su mandato en la FED el 31 de enero de 2014) .


2) La retirada del QE 3 en Estados Unidos y la renta fija estadounidense
De los 85.000M$ que inyecta la FED en la economía estadounidense 45.000M$ van destinados a comprar bonos soberanos del Tesoro estadounidense. Por tanto, si Bernanke retira el QE 3 en setiembre u octubre; es decir, deja de comprar bonos del Tesoro o lo hace en una cuantía inferior, la demanda de los mismos bajará considerablemente, el precio de los mismos bajará y la rentabilidad irá en aumento. Es por este motivo que una expectativa de mayor rendimiento en el medio plazo del T-Note (bono estadounidense a 10 años) hace que en el presente pierda valor, o dicho de otro modo, pierda atractivo.

























Pongamos un ejemplo. La rentabilidad en agosto de 2013 del T-NOTE es del 2,83%. Si se confirma la retirada del QE 3 la rentabilidad de éste puede superar el 3% cómodamente. Así pues, ¿por qué comprar ahora bonos estadounidense a un tipo del 2'8% si dentro de unos meses rendirán por encima del 3%? Obviamente comprar bonos estadounidense a día de hoy nos haría perder dinero.

3) Salida de la recesión en la Eurozona
Después de 6 trimestres de recesión Europa ha salido de la misma en el 2º trimestre de 2013. Esto es debido a que en el mencionado periodo el PIB de la Eurozona creció un 0,3% gracias al crecimiento del 0,5% en Francia y del 0,7% en Alemania. Estos últimos se deben más que nada a un crecimiento del gasto público.

4) Huida de los capitales de los valores refugio
En 2013 estamos viendo como los metales preciosos están perdiendo valor: el oro se deja más de un 30% y la plata cerca de un 40%. Esto es debido a que ya no se habla de una quiebra del euro, cosa que el verano del año pasado no era una idea descabellada.

Del mismo modo, esta huida en masa de los valores refugio también se están viendo en el bono alemán y en el estadounidense. Ante menor aversión al riesgo por una mejora de los datos macro en ambos lados del Atlántico los inversores están vendiendo bonos estadounidenses y alemanes en busca de mayores rentabilidades, pues los citados rentan muy bajo (en el caso del bono alemán por debajo del 2%). Esto se traduce en una reducción del precio y en un aumento del rendimiento de los bonos nombrados con anterioridad.

5) Sobrevaloración de la renta variable lationamericana
En 2013 estamos observando también como empieza la corrección en las bolsas latinas. En el caso de la bolsa brasileña (BOVESPA) se deja más de un 20% en lo que va de año y en el caso de la mexicana (MEXBOLL) algo más de un 10%. Estas caídas se explican por la ralentización en el crecimiento económico de las economías latinas que se empieza a dar desde este 2013 y no se sabe a ciencia cierta si se prolongará en los próximos años.
























En resumen, hace 4 años era una decisión óptima invertir en renta variable latinoamericana, pero a día de hoy es evidente que no por la sobrecompra de los últimos años.

6) La renta fija europea ofrece rentabilidades irrisorias
Luis Linde, el nuevo gobernador del BdE ha puesto fin a la guerra del pasivo de las entidades financieras españolas. La banca española tiene sed de pasivo y históricamente siempre ha ofrecido rentabilidades altas en sus depósitos debido a que tienen mal acceso a los mercados internacionales.

En 2010 era muy fácil encontrar depósitos que superaran una rentabilidad anual del 4% TAE. A día de hoy es una tarea ardua encontrar alguno que ofrezca rentabilidades superiores al 2%. Esto es lo que pasa cuando un maldito socialista toma el poder; que interviene el mercado totalmente. Además, podemos añadir que la rentabilidad de los depósitos a un año en países como Francia, Alemania o Bélgica oscilan entre el 0,5 y el 0,8%; roza casi lo irrisorio.

Es más que evidente que con una inflación del 2% no vas a invertir tu dinero (si tienes dos dedos de frente) en algo que te de una rentabilidad inferior al 2%, pues es perder capacidad de compra de forma consciente por la erosión de la inflación en nuestros ahorros.

7) El PER en Europa en mínimos de 30 años
El PER (las veces que se recoge el beneficio en el precio de la acción) en Europa está en mínimos de 30 años. Esto es debido tanto a la Gran Recesión como a la crisis de deuda soberana. La primera parece que la estamos dejando atrás tras los buenos datos del PIB del 2º trimestre y la segunda cuestión estará resuelta después del 3º rescate griego a principios de 2014.

De todos modos, es impensable que se vuelva a cuestionar la viabilidad del euro como en los anteriores episodios de esta crisis de deuda y parece que con los mecanismos de rescate existentes como el MEDE son más eficaces para paliar este tipo de sucesos.

8) Las políticas monetarias expansivas en Europa no vislumbran su final 
Hace un par de semanas el Banco de Inglaterra dijo que mantendría los tipos en el 0'5% hasta que el paro en el Reino Unido no bajará del 7%. Del mismo modo, Mario Draghi desde el BCE ha explicado que los tipos oficiales de interés en la Eurozona se mantendrán durante un largo periodo en niveles bajos y dejó la puerta a anunciar una bajada de interés adicional hasta el 0,25% después de las elecciones alemanas. Una inflación en la zona euro inferior al 2% como la actual podría posibilitar la toma de esta decisión.

9) La rentabilidad de los bonos periféricos pierden atractivo
El bono español y el bono italiano a 10 años el verano pasado rentaban cerca del 7%. En este mes de agosto tan sólo renta al 4'3% el primero y al 4'2% el segundo. Todo apunta a que estas rentabilidades seguirán su rally bajista y llegará el momento en que no serán una opción de inversión por su baja rentabilidad.



10) Japón vive una burbuja bursátil orquestada desde su Banco Central
El presidente del Banco de Japón, Kuroda, quiere sacar al país japonés de la deflación y del estancamiento económico que lleva viviendo desde la década de los 90'. Para ello ha creado un mega plan de estímulos nunca visto hasta ahora que ha llevado a la principal bolsa de Tokio (el Nikkei 225) a subir más de un 40% en lo que va de año.

























Prever qué hará el Nikkei 225 es imposible, pues hay tanta niebla que no se intuye ni lo que hará a medio plazo. Entrar en renta variable japonesa es de valientes, pues Japón es una isla a parte también en los mercados; tiene una dinámica propia. Además, la volatilidad que se está viendo estas últimas semanas no la hace una opción inversora atractiva para los de estómago débil.

0 comentarios:

Publicar un comentario