29 diciembre 2012

CiU y ERC acuerdan 10 impuestos para recaudar 1.100M€

Derecho a decidir y cambio en las políticas económicas
Los resultados de las elecciones catalanas han sido muy claros: mayoría soberanista para celebrar una consulta de autodeterminación en la próxima legislatura y un cambio hacia unas políticas socioeconómicas más justas.

Asimismo, estas dos voluntades del pueblo catalán ante la falta de mayoría absoluta de CiU sólo podrían realizarse con un pacto entre CiU y ERC para gobernar Catalunya en esta legislatura. En consecuencia, el 'Acuerdo de la X legislatura' contempla la celebración de la consulta y un nítido cambio en las políticas presupuestarias del nuevo govern de la Generalitat.


En este post nos centraremos en qué comporta el acuerdo CiU-ERC en materia presupuestaria.


Los presupuestos de 2013 buscan cumplir el objetivo de déficit impuesto por España
El Gobierno de España ha fijado a las CC.AA. un objetivo de déficit del 1,5% del PIB (3.000M€) en 2012, y del 0,7% (1.400M€) en 2013. Todas aquellas CC.AA. que no cumplan el objetivo de déficit podrían ser intervenidas por el gobierno central.

Para cumplir el objetivo de déficit del 0,7% del PIB, Cataluña tiene que ajustar 4.000M€. Este gran ajuste sólo puede producirse o bien por un recorte en los gastos, o bien combinando recortes y aumento de ingresos. En la antigua legislatura los presupuestos los aprobaba CiU con el apoyo del PPC y había una clara voluntad de producir los ajustes recortando en los gastos. No obstante, el sufrimiento social marcado por los ajustes de los 2 últimos años del gobierno central y de la Generalitat han confeccionado un nuevo Parlament que recoge ese malestar social. En esta legislatura, a diferencia de la antigua, los ajustes serán más equitativos y se ajustará tanto por la vía del gasto como por la vía del ingreso.


¿Cómo ajustará Catalunya los 4.000M€ para llegar al objetivo de déficit en 2013? 
Parte del ajuste se ha optado por incrementar los ingresos en 1.100M€ para hacer la consolidación fiscal menos dolorosa socialmente. La resta del ajuste, 2.900M€, vendrá inevitablemente por un recorte en los gastos.

Para incrementar los ingresos en 1.100M€ CiU y ERC han creado y/o modificado 10 impuestos:

  • Impuesto sobre depósitos bancarios (+500M€)
    Este impuesto gravará los depósitos bancarios haciendo recaer el gravamen sobre la entidad financiera. Por tanto, el depositario no tendrá que pagar por este nuevo tributo. Este impuesto viene a pedir un esfuerzo a las entidades financieras, las cuales gozan en muchos casos de beneficios mil millonarios. 
  • Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (+190M€)
    Se ha recuperado este tributo que fue casi totalmente suprimido en la anterior legislatura. Ahora este impuesto tendrá más poder recaudatorio. Con este tributo se pretender pedir un esfuerzo a las clases sociales más altas. 
  • Impuesto sobre Patrimonio (+55M€)
    Se ha modificado este impuesto rebajando el mínimo exento de los 700.000€ a los 500.000€. Con dicha modificación se espera gravar un número mayor de patrimonios. 
  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y AJD (+100M€)
    Al igual como en el Impuesto sobre Patrimonio se modificará este tributo para incrementar su poder recaudatorio a través de un aumento de su gravamen. 
  • Impuesto sobre Grandes Establecimientos Comerciales (+32M€)
    Los Centros Comerciales pueden ser una fuente de ingresos para cualquier gobierno. En un país donde el sector servicios es predominante es razonable que en momentos de recortes sociales estos contribuyan también a la consolidación fiscal. Es uno de los nuevos tributos que se han creado. 
  • Impuesto sobre residuos nucleares (+100M€)
    Cataluña cuenta con 3 centrales nucleares (Ascó I, Ascó II y Vandellòs II) y los residuos de las mismas suelen costearse en parte a cargo de los contribuyentes. Este nuevo tributo, a parte de tener un afán recaudatorio, busca que las externalidades negativas de la energía nuclear sean asumidas por quien las produce. 
  • Impuesto sobre bebidas con exceso de azúcar (+22M€)
    Se crea este nuevo tributo con el objetivo de frenar la obesidad entre la población. No cabe duda que ante todo tiene un objetivo recaudatorio. En teoría este tributo se ha configurado para que recaiga sobre el productor. 
  • Aplicación de la "Euroviñeta" (+5M€)
    Este nuevo impuesto pretende gravar los vehículos pesados (industriales y de mercaderías) que circulan por las vías de gran capacidad de titularidad catalana como puede ser l'Eix Transversal. 
  • Otros impuestos (+100M€)
    Aún no se han precisado, pero se tiene previsto la creación de nuevos gravámenes en materia ambiental, como la emisión de gases contaminantes, así como la aplicación de un nuevo impuesto sobre viviendas vacías en propiedad de sociedades mercantiles como pueden ser los bancos o las promotoras inmobiliarias. 
Esta voluntad de incrementar los ingresos responde fielmente a la voluntad de cambiar las políticas de austeridad que expresó la sociedad catalana en las pasadas elecciones del 25-N. Con estas medidas fiscales se pretende que un euro más de ingresos, sea un euro menos de recortes sociales y, por consiguiente, que estos ajustes presupuestarios afecten lo más mínimo a las clases medias.

1 comentarios:

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario