13 octubre 2012

La liberalización del mercado eléctrico aterriza en España

¿Por qué la liberalización del sector eléctrico?
Desde el año 2003, el mercado de energía eléctrica en España está en un proceso de liberalización, destinado a adaptarse a las normas europeas sobre suministro eléctrico. 

Es un proceso similar al que yan han vivido en España en los últimos años los sectores de telecomunicaciones o el comercio de combustibles. La diferencia es que la liberalización en el eléctrtico está siendo especialmente complejo debido a las características del sector.

La liberalización de los mercados conlleva competencia en la prestación del servicio, con el consiguiente beneficio para los consumidores. Con este objetivo, las Directivas europeas han puesto en marcha el proceso de creación de un mercado interior de la electricidad, homogeneizando los mercados energéticos de los Estados Miembros como paso necesario previo a la liberalización. 

El objetivo final de la liberalización es que el consumidor pueda elegir entre las distintas empresas que operan en el mercado y contratar la tarifa que le resulte más interesante para sus necesidades, de la misma forma cuando vamos a Movistar, Orange o Vodafone, entre otras, a negociar nuestra tarifa telefónica.


Fases de liberalización
En una primera fase (Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico) se separan las actividades reguladas (transporte y distribución) y las no reguladas (producción y comercialización). Las empresas eléctricas se ven obligadas a separar contable y jurídicamente estas actividades.

Posteriormnete, (Ley 17/2007, de 4 de julio, del Sector Eléctrico) se establece que la actividad de suministro a tarifa pasará a ser ejercicio en su totalidad por las comercializadoras en libre competencia, en lugar de las distribuidoras que eran las encargadas hasta ese momento.

Finalmente, (Decreto Ley 485/2009, de 3 de abril) regula la puesta en marcha del suministro de último recurso e introduce dos cambios importantes a partir del 1 de julio de 2009:

  • Las empresas distribuidoras ya no comercializan directamente al cliente la electricidad. Esta actividad la realizan las empresas comercializadoras. 
  •  Las tarifas reguladas han desaparecido, a excepción de la Tarifa de Último Recurso (TUR) para suministros de baja tensión y potencia contratada inferior a 10 kw (esta tarifa la tienen la mayoría de hogares españoles).
En síntesis, desde el 1 de julio de 2009 son las empresas comercializadoras las que venden la electricidad al cliente y no las distribuidoras, como antiguamente. 


¿Qué diferencia hay entre empresa distribuidora y empresa comercializadora? 
Una de las características y peculiaridades de la liberalización en el sector eléctrico es la separación de la actividad en dos: la distribución y la comercialización de energía. 

Hasta ahora la misma empresa distribuía y vendía la electricidad. En el mercado libre estas actividades se dividen, por lo que las empresas que distribuyen la energía eléctrica van a ser distintas de las que la comercializan. 

Las empresas distribuidoras son las propietarias de las infraestructuras y responsables de asegurar la calidad del servicio. En caso de avería o problemas de suministro, responden ante el consumidor aún cuando no existe contrato entre ellos.

Asimismo, las empresas comercializadoras son las que compran la energía a las distribuidoras y la venden al consumidor final. Son, por tanto, las empresas con las que el consumidor firma el contrato de suministro. 

*No todas las empresas comercializadoras pueden facilitar al consumidor la TUR, sólo las que el Gobierno ha autorizado. 

*La CNE ofrece siempre un listado completo y actualizado de las comercializadoras disponibles y de las que pueden ofrecer la TUR. 


¿Qué es la Tarifa de Último Recurso o TUR? 
Para evitar el cambio tan brusco que iba a significar la liberalización del mercado energético para el consumidor final, el Gobierno de Zapatero creó un sistema intermedio de transición que se ha denominado Tarifa de Último Recurso. 

El TUR es el precio máximo y mínimo, único en todo el Estado y aprobado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, que pueden cobrar las comercializadoras de último recurso a los consumidores que se hayan acogido a ella. (El precio del kW no lo fija de momento el mercado, lo fija el Gobierno y, por tanto, aún no hay libre compentencia en el sector distribuidor porque el precio de venta del kW ya viene fijado. En cambio, si hay relativamente "libre competencia" en el sector comercializador, pues el consumidor puede escoger compañía comercializadora. En un futuro no muy lejano se espera el objetivo que el precio sea fijado por el mercado).

En resumen, la TUR es un precio establecido por el Estado en este proceso de transición, que irá desapareciendo con la liberalización total del mercado.

De acuerdo con las normas que lo regulan y con carácter general, el precio se revisa semestralmente. 


¿Quién puede contratar la TUR ? ¿Cómo funciona?
Pueden acogerse a ella los consumidores de baja tensión y cuya potencia contratada sea inferior o igual a 10 kW, lo que incluye prácticamente a todos los consumidores finales.

El paso a la TUR se ha realizado de manera automática en la mayoría de los contratos.

Una vez acogido a la TUR, el consumidor puede solicitar en cualquier momento el cambio a otra comercializadora de TUR o al mercado libre. Para hacerlo, es necesario comunicar su intención al nuevo comercializador y firmar el nuevo contrato de suministro. La empresa contratada se encarga de todos los tramites del traslado. Cuando ya se  ha realizado el cambio, ni el comercializador de último recurso original ni ninguna otra empresa comercializadora de su mismo grupo empresarial pueden realizar contraofertas al consumidor en el plazo de un año.


¿Qué es el Bono Social?
El bono social fue una medida tomada de manera urgente por el Ministerio de Industria para congelar el precio de la electricidad desde el 1 de julio de 2009 hasta 2012 a los siguientes sectores:
  • Personas que hubieran contratado menos de 3KW de potencia en su vivienda habitual.
  • Jubilados que recibieran pensión mínima o por incapacidad permanente y viudedad.
  • Familias numerosas
  • Familias con todos los miembros desempleados
El bono social se disfruta por períodos de dos años y para volver a beneficiarse de él debe acreditarse de nuevo que se cumplen los requisitos. Únicamente los clientes con contratos de suministro de potencia inferior a 3 kW están excluidos de esta condición, pues su inclusión en el bono social es automática. 

Para solicitar el bono social hay que enviar a la comercializadora de último recurso un correo ordinario, fax o correo electrónico, o personarse en las oficinas de la distribuidora (no de la comercializadora) junto con la acreditación de las circunstancias que dan derecho al bono. 


El mercado libre
Existe otra opción a la TUR: el mercado libre. En el mercado libre rige el principio de la oferta y la demanda. Durante el periodo de adaptación y reestructuración del mercado libre, las ofertas y planes que publicitan las comercializadoras para el consumidor son escasas. La mayoría se vuelcan al principio en atraer a los grandes consumidores. 

Sin embargo, a las comercializadoras también les interesa captar clientela entre el consumidor con potencio contratada inferior a 10kW. Por eso, el usuario debe estar preparado para el actual momento en el que se están multiplicando las ofertas (todos sufrimos a menudo los pesados comerciales de las eléctricas picando a la puerta de nuestra casa), y entender en qué consiste el mercado eléctrico, qué complejidades plantea y cuáles son sus necesidades. 

Por último, es muy importante remarcar que el cambio de comercializadora es gratuito pero, en el mercado libre -en la TUR no ocurre- el consumidor se compromete a permanecer al menos un año con la empresa comercializadora que haya escogido. Se puede penalizar al consumidor si cambia a otra compañía antes de la fecha de fin del compromiso. 


¿Cuáles son las especificidades del caso español? 
Los países que han llegado más lejos en la liberalización de sus mercados eléctricos, han terminado por abolir las tarifas por completo. Es el caso de los países nórdicos o el Reino Unido. En estos casos, el regulador considera que la competencia en el mercado es suficiente para garantizar que hasta los consumidores más vulnerables pueden acceder a un suministro eléctrico a precios competitivos, de modo que no es necesario protegerlos ofreciéndoles una tarifa por defecto. Si esto se tradujera a nuestro país, los más de 25 millones de consumidores existentes deberían pactar con los proveedores (en este caso con los comercializadores) sus contratos de suministro, sin ningún tipo de intervención administrativa.

En el caso español, sin embargo, el Gobierno ha optado por establecer de manera transitoria las salvaguardas necesarias para evitar que el paso de un sistema regulado a uno liberalizado pueda tener consecuencias adversas en algún colectivo. Para ello, haciendo uso de la habilitación por la Directiva a que los Gobiernos puedan imponer a las empresas obligaciones de servicio universal para ciertos colectivos (domésticos y pequeñas empresas) se establece una tarifa refugio, que se ha llamado Tarifa de Último Recurso, e incluso dentro de ella se ha creado la figura del bono social, que beneficia de manera muy clara a unos 5 millones de hogares pertenecientes a los colectivos más vulnerables económicamente.


¿Cuáles son las ventajas de un sistema liberalizado?
La principal característica de los procesos de la liberalización de los mercados es que introducen competencia. Mayor competencia es sinónimo de precios competitivos (más ajustados a los costes) e incremento de las calidades del servicio (ofertas personalizadas y adaptadas a las necesidades de cada consumidor). Así ha pasado en otros sectores económicos, y así pasará, previsiblemente, en el sector eléctrico español, cuyo proceso liberalizador necesitará todavía que pase un tiempo para que manifieste todas sus ventajas.

En resumen, la liberalización conlleva ventajas como un mayor nivel de competencia, un nivel de precios más competitivos y una mayor calidad del servicio.


Principales empresas distribuidoras (mapa) y comercializadoras en España
El sector de la distribución es un monopolio natural o de competencia parcial, pues es un sector donde una única empresa puede encargarse de la producción para un mercado (provincial, autonómico...) a un coste inferior que un grupo de empresas en competencia.

Así pues, cabe recalcar que la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, en su artículo 9, nos define los siguientes sujetos de mercado: los productores, el operador de mercado, el operador del sistema, el transportista, los distribuidores, los comercializadores y los consumidores. Para que le quede más claro al lector el concepto subo el siguiente esquema gráfico.



Las principales distribuidoras en España son: 
  • Endesa (El 92% de Endesa es propiedad de su matriz Enel. Por tanto, es italiana)
  • Iberdrola (Española)
  • Gas Natural Fenosa (Española. Es la antigua Unión Fenosa)
  • HC Energía (El 96,6% de HC Energía es propiedad de EDP. Por tanto, es portuguesa)
  • E-On (Alemana)






















Es importante tener en cuenta que si la distribuidora no es española la parte restante de los beneficios después de abonar los impuestos y hacer las pertinentes reinversiones, es decir, los dividendos, es repatriada. En otras palabras, la riqueza creada en España se fuga. De todos modos, la distribuidora no se puede escoger porque no hay más de una en una región.

A continuación citaré las principales comercializadores en España, así como las que recomiendo por ser de propiedad 100% española. De todos modos, cabe diferenciar entre las comercializadoras que el Gobierno permite vender la TUR y las que operan en el libre mercado. 

  • Únicas comercializadoras de la TUR (autorizadas por el Gobierno)
       - Endesa (Italiana)
       - Iberdrola (Española)
       - Gas Natural Fenosa (Española)
       HC Energía (Es Portuguesa)
       - E.ON (Alemana)

  • Principales comercializadoras en el mercado libre y recomendadas 
       Endesa (Italiana)
       - Iberdrola (Española) --- > Recomendada
       Gas Natural Fenosa (Española) --- > Recomendada
       HC Energía (Portuguesa)
       - E.ON (Alemana)
       - Nexus Energía (Española) --- > Recomendada
       - Lersa Energia (Catalana) --- > Recomendada
       - Som Energia (Catalana) --- > Recomendada (comercializa energía renovable 100%)
       Bassols Energia (Catalana) --- > Recomendada

Las comercializadoras si se pueden escoger independientemente de donde residamos. Por ejemplo, podemos vivir en Cataluña donde está Endesa como distribuidora y contratar E.ON como comercializadora. El proceso sería sencillo: E.ON compra la energía a la distribuidora de Cataluña [Endesa] y nos la vende a nosotros.

No es bueno que los beneficios empresariales se repatríen y menos en tiempos de crisis. Es preferible escoger una comercializadora española o catalana, ya que nos garantizará que el beneficio procedente de la riqueza generada en nuestro territorio, se quede en nuestro territorio y no se vaya por ejemplo a Italia (con Endesa), Alemania (con E.ON) o Portugal (con HC. Energía). 


Cuota de mercado de las compañías comercializadoras en España 
Cogiendo los datos del mes de julio de 2012, el 99,2 % del mercado eléctrico español está repartido sólo entre 5 empresas desgraciadamente para el consumidor. Asimismo, Iberdrola es la que mayor cuota de mercado tiene (47,5% del total de suministros), seguida de Endesa (29,2%), Unión Fenosa + Gas Natural (13,4%), H.C Energía + Naturgas (6,4%) y E.ON (2,7%). 



































Recomendación personal
En Cataluña yo recomendaría plenamente como comercializadora la cooperativa Som Energia. Ésta es una entidad sin ánimo de lucro que pretende reunir millares de personas con el deseo de cambiar el modelo energético actual (de base mineral: combustibles fósiles) y trabajar para alcanzar un modelo 100% renovable. Además, su tarifa 2.0 A es la 6ª más barata de España según el ranking realizado por el Faro de Vigo en junio de 2012.  

2 comentarios:

Mucha información interesante e importante para el nuevo mercado.
En esta web puedes encontrar ampliada parte de esta información
http://tarifasgasluz.com/comparador/gas

Una pequeña observacion: en el esquema digamos electrico de distribucion, existen varios errores, en las tensiones de transformacion, un ejemplo si elevo la tension de 132kV a 380 kV, y luego segun el esquema que puedo ver conecto el trafo otra vez 132/380, menuda juerga deveria ser 380000 a 132000

Publicar un comentario