Actualidad Económica 2.0

Blog personal de temática económica, bursátil y política de Catalunya, Europa y América.

Actualidad Económica 2.0

Blog personal de temática económica, bursátil y política de Catalunya, Europa y América.

Actualidad Económica 2.0

Blog personal de temática económica, bursátil y política de Catalunya, Europa y América.

Actualidad Económica 2.0

Blog personal de temática económica, bursátil y política de Catalunya, Europa y América.

Actualidad Económica 2.0

Blog personal de temática económica, bursátil y política de Catalunya, Europa y América.

11 junio 2012

Amena rompe el oligopolio de la telefonía móvil en España

Orange resucita la marca Amena
Hace pocos días Orange anunció que preparaba el lanzamiento para finales de este mes de junio de su propio operador móvil virtual (OMV) "low cost" bajo la resurrección de Amena. En consecuencia, Orange, la filial español de France Telecom, recupera una de las enseñas más preciadas y carismáticas de la telefonía móvil española, creada en 1998 y desaparecida en 2006.

Asimismo, la nueva apuesta de Orange España pretende completar el catálogo de ofertas del operador, con la incorporación de un reclamo especialmente dirigido para el segmento juvenil. Las futuras tarifas de Amena pretenden competir con las ofertas más agresivas de los operadores móviles virtuales (OMV), con condiciones que resultarán agresivas entre los grandes del sector como Movistar y Vodafone.

Es sabido que la nueva Amena conservará parte de la antigua identidad corporativa, que nació el siglo pasado y que en 1998 rompió el entonces duopolio que protagonizaban Telefónica y Airtel, después adquirida por Vodafone. Desde el principio, los dueños de Amena (primero Telecom Italia, Endesa y Unión Fenosa, más tarde del grupo Auna, que finalmente será adquirido en julio de 2005 por Orange España) apostaron por mostrar un estilo desenfadado, que aún sigue vivo en la memoria de millones de españoles.

De esta forma, se introduce de nuevo el color verde de Amena en el sector de la telefonía móvil, en el que cada gran operador es distinguido por su color corporativo: Movistar es azul, Vodafone es rojo, Orange es naranja, mientras que Yoigo es una mezcla de todos los colores, incluyendo el morado de Ono, el amarillo de MásMovil o Eroski y el ámbar de Jazztel o Euskatel.

En cualquier caso, a finales del siglo pasado, ya Amena transmitía una imagen fresca y atractiva que rápidamente se granjeó las simpatías de los más jóvenes, generalmente sensibles a mirar por la peseta que entonces se escapaba a través del móvil. El entonces tercer operador también abarató el 20% el precio de las llamadas con propuestas de contrato y prepago que rompían viejas ataduras del sector.


Orange en el sector de la telefonía móvil española 
La marca Amena es una activo intangible incuestionable que se puso de manifiesto en el momento en el que France Télécom decidió bautizar su negocio como Orange, en sintonía con todos los mercados en los que opera la multinacional francesa. En la valoración de los activos de Amena adquiridos por France Télécom en 2006 se tasó la marca creada por Retevisión en 360 millones de euros.

En la actualidad Orange es el único de los grandes operadores de móviles que registra saldos positivos de portabilidad. También se diferencia de sus principales rivales al crecer en ingresos. Entre otras estrategias, la filial de France Télécom mantiene la subvención de terminales para nuevos clientes, algo a lo que han desistido Movistar y Vodafone. Los rendimientos de esa política está reportando sabrosos réditos en captación de clientes, tal y como se pone de manifiesto en las cifras de portabilidad.
La resurrección de Amena y su efecto competitivo podrían interpretarse con preocupación entre los OMV especializados en bajo coste que ofrecen sus servicios a través de la red de Orange, como Simyo o MásMóvil.


¿Qué son los Operadores de Móviles Virtuales? 
Un operador móvil virtual, o OMV, es una compañía que no posee una concesión de espectro de frecuencia y, por tanto, carece de red propia de radio. Para dar servicio, debe recurrir a la cobertura de otra empresa con red propia con las que debe suscribir un acuerdo de alquiler.

Los OMVs existen como figura comercial en un gran número de países de Europa, destacando el Reino Unido y los países escandinavos en cuanto a cantidad y antigüedad de OMVs existentes. También hay OMV en otros países como Canadá, Estados Unidos, Australia y recientemente Chile.

Los papeles y la relación de un OMV con la operadora móvil propietaria de la red (OMR) varían según la situación comercial del mercado y la regulación legal del país donde operen. En general, un OMV es una entidad independiente de la operadora con red que le da el servicio, lo que le permite fijar sus propias tarifas. 


La situación de las OMV en España
La primera regulación en España de este sector procede de la Orden Ministerial CTE/601/20025 y de la medida propuesta por la CMT (Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones), en las cuales se permite a los operadores móviles virtuales tener acceso a las redes de telefonía móvil -Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo- y poder ofrecer servicios a los usuarios finales con su propia marca.

La inmensa mayoría de los operadores virtuales españoles se ha centrado en la reducción del precio, y algunos se han especializado en nichos de mercado como los inmigrantes (llamadas internacionales más económicas) o el acceso a Internet.

Hace un par de años la Comisión Europea se posicionó en contra del mercado oligopólico español en el mercado de la telefonía móvil, exponiendo que los operadores españoles con red propia (Movistar, Vodafone y Orange principalmente) mantienen una posición colectiva de dominio en el mercado para el acceso y origen de llamadas. Así, en 2006 la Comisión autorizó a la CMT a obligar a los operadores existentes a alquilar sus redes. Sin embargo, una vez forzada la apertura del mercado, se mantuvo una apuesta por la libre negociación entre operadoras de telecomunicaciones para establecer el precio del uso de las redes actuales por parte de los OMV, en lugar de imponer un modelo más intervencionista de regulación del precio.

Tras el cambio de reglamentación, el primer operador virtual "puro" en lanzar comercialmente sus servicios fue Carrefour Móvil el 27 de octubre de 2006. A éste le siguió Euskaltel, que rompió sus acuerdos con Orange para ofrecer un servicio de telefonía móvil independiente, y poco después aparecieron Happy Móvil, de las tiendas The Phone House, y Lebara.

MovilDIA y Eroski Móvil, operadores virtuales de la cadena desupermercados Dia ( Grupo Carrefour) y de Eroski, respectivamente, ya están en el mercado, así como Pepephone (Grupo Globalia) y ONO Móviles, los cuales son los únicos OMV que ofrecen servicios de Internet móvil hasta la fecha. El 30 de enero de 2008 inició su actividad Simyo, del grupo holandés KPN y un poco más tarde lo hizo MÁSmovil, el único operador independiente de España, más recientemente apareció Tu de Tuenti, operador que surgió de la red social Tuenti, siendo necesaria invitación para pertenecer a la OMV. Del mismo modo, Jazztel Móvil, perteneciente a la operadora del mismo nombre, inició su actividad en 9 de junio de 2008.

Análisis del sector de la telefonía móvil en España
El mercado de la telefonía móvil ha ido cambiando a lo largo de los últimos tres lustros. Si en 1998 había una situación de duopolio, donde únicamente operaban en el mercado de la telefonía móvil Telefónica y Airtel, ahora en 2012 operan más de una decena, a pesar que no evita que sea un mercado duramente oligopolista por el poder de mercado que tienen las 3 principales compañías: Movistar (Telefónica), Vodafone y Orange.

Sin embargo, la situación oligopólica ha cambiado cambiado favorablemente para el consumidor en los últimos 15 años. El pastel del mercado de la telefonía móvil cada vez se va repartiendo más y el hecho que desde 1998 se rompiera el duopolio Telefónica-Airtel y desde entonces fueran entrando más empresas en el sector, hizo fomentar la competitividad entre las grandes compañías que cada vez perdían cuota de mercado en favor de las nuevas empresas que se incorporaban al sector.


Asimismo, la mayor cuota de mercado de la telefonía móvil a inicios de 2012 en España se reparte entre Movistar con una couta del 39,89%, Vodafone con un 28,25% y Orange con un 20,08%. Únicamente estas 3 compañías telefónicas mencionadas controlan el 88,22% del mercado de la telefonía móvil, justificación obvia para exponer que se trata de un sector muy cerrado y de carácter duramente oligopolista, pues éstas tienen un gran poder para fijar los precios.

No obstante, el auge de la compañía "low cost" Yoigo, que opera desde 2006, le otorga a inicios de 2012 una importante cuota de mercado del 5,25%, siendo así la 4ª compañía telefónica en cantidad de clientes. Cabe señalar que Yoigo cuenta con red propia y no es un OMV que alquila la red de las otras tres compañías.

Del mismo modo, el auge  de los OMV se empieza a notar poco a poco de forma notoria. En la actualidad, el conjunto de todos los OMV suponen un 6,53% de cuota de mercado.

En resumidas cuentas, el mercado de la telefonía móvil se va abriendo y va dejando entrar a otras compañías. La guerra de precios entre las grandes compañías empieza a ser una realidad, en otras palabras, es una batalla donde el único ganador siempre es el consumidor.

En síntesis, Orange pretende convertirse con Amena en el segundo operador de telefonía móvil de España por número de clientes, en perjuicio de Vodafone, tal y como contempla en su plan conquista de 2015. En la actualidad, la marca de France Télécom cuenta con 12,46 millones de clientes de móviles, con una cuota de mercado del 20,08%, mientras que Vodafone suma 17,74 millones de clientes con una cuota del 28,25%.

05 junio 2012

La cultura de la propiedad inmobiliaria en España y Europa

El difícil acceso a la vivienda en España
El acceso a la vivienda es ya un grave problema en España. Lo era en plena burbuja, porque la escalada de precios dejó al margen del mercado inmobiliario a miles de ciudadanos o bien los hipotecó de por vida. Ahora también lo es cuando la lacra del paro impiden la emancipación de los jóvenes y el pago de las cuotas hipotecarias de muchas familias que acaban siendo desahuciadas. 

Todo ello hay que enmarcarlo en un país volcado en la propiedad, con un peso residual del alquiler en el parque de viviendas. España ha adolecido siempre de un mercado de alquiler muy débil por la primacía de la cultura de la propiedad. 

Los últimos datos del Eurostat de 2010, indican que el 83% de los ciudadanos vive en un piso de su propiedad, mientras que solo el 17% reside con otro régimen de tenencia, sobre todo de alquiler. La excepción en España es la ciudad de Barcelona, cuyo parque de viviendas de alquiler ha oscilado entre el 25% y el 30%. 

Como vemos en el gráfico expuesto a la izquierda los países que superan a España en cultura de propiedad son únicamente los países del este de Europa (Rumanía, Croacia, Eslovaquia, Hungría, Bulgaria y los países bálticos).

Por contra, los países que tienen más extendida la cultura del alquiler son: Irlanda, Italia, Bélgica, Suecia, Reino Unido, Luxemburgo, Países Bajos, Dinamarca, Francia, Austria, Alemania y, particularmente, Suiza, donde el porcentaje de gente que arrienda (55,7%) es mayor que de compra (44,3%).


El alquiler social: una tarea pendiente 
España es un país con graves carencias en términos de alquiler social. Las viviendas sociales (pisos de protección oficial) tan solo representan el 1% del parque de viviendas en España, frente al 19% de Francia.


¿Qué se entiende por viviendas sociales?
Las viviendas sociales, también llamadas viviendas de protección oficial, son un tipo de viviendas orientadas a los colectivos más desfavorecidos (personas con bajo poder adquisitivo y que necesitan atenciones especiales, tanto por causas sociales, como por otras causas derivadas de las actuaciones urbanísticas de mejora). Asimismo, las características fundamentales de las viviendas sociales son el precio, por debajo del mercado, y las ayudas económicas estatales que se conceden para comprarlos. 

Es por ello que, ante la situación económica actual en que determinados colectivos tienen dificultades para acceder a una vivienda digna, se debe impulsar más este tipo de habitáculos.


¿Por qué baja el precio del alquiler en la actualidad?
En estos momentos estamos viendo una bajada sustancial de las cuotas de alquiler, pues la demanda de este tipo de domicilios se ha desplomado. Todo ello es debido a inmigrantes que vuelven a sus países, la disminución de  gente que se cambia de ciudad por trabajo y por la sustancial caída de jóvenes que se independizan de sus padres. 


El alquiler empezará a ser protagonista por necesidad
Las condiciones de ahora del mercado inmobiliario pueden resumirse en una demanda que ya no puede acceder a la compra y debe ir al alquiler y, a la vez, otra que ya ni siquiera puede permitirse arrendar. El año pasado, 58.200 familias fueron desalojadas de su hogar, un 22% más que en 2012, según el Consejo del Poder Judicial. 

Así pues, las personas están acudiendo al alquiler por obligación: no pueden pagar sus cotas hipotecarias y llegan a un acuerdo de dación en pago con la entidad acreedora para seguir en el piso en régimen de alquiler.


¿Cómo se podría solucionar de forma particular el problema de la vivienda?
A finales de 2010 había en España 687.523 viviendas vacías de obra nueva que no hallaban comprador. Esta cifra, según comentan varios analistas del sector, parece que va a tender al alza en los próximos 2 años. 

Una posible solución a este desencuentro entre vivienda y comprador podría ser un alquiler temporal por parte de las promotoras inmobiliarias mientras el piso no se vende. Muchas inmobiliarias han llevado a cabo esta opción, mientras que otras deciden esperar y tener el piso nuevo vacío hasta que encuentra comprador para que la vivienda no pierda en concepto de valor.

De la misma forma, también se podría movilizar el parque de viviendas ocioso que está en manos del sector financiero nacionalizado (Bankia, CatalunyaCaixa, NovaGalicia, Banco de Valencia) con un alquiler social simbólico de 250€ mensuales, importe asequible para familias que han quedado desahuciadas por el banco o para aquellas personas que no disponen de recursos para pagar el alquiler a precio de mercado. De no ser esto factible, miles de familias en España estarán al borde de la exclusión social.


Reflexiones finales
Considero que no hemos de ver el alquiler como un bien de inversión, sino como una forma de acceso a la vivienda. El actual Gobierno del PP está tomando medidas en el sector protegiendo exclusivamente al casero, enfoque excesivamente erróneo si quiere ir en la línea de potenciar el alquiler.

En conclusión, la única forma de estimular la demanda del alquiler en la actualidad es incitando la emancipación de los jóvenes, hecho bastante difícil con un desempleo juvenil cercano al 50%. A pesar de que se debe estimular el alquiler, excesivamente erróneo sería impulsar este tipo de de domicilio a través de la reintroducción de la renta básica de emancipación suprimida acertadamente por el actual gobierno del PP para reducir el déficit. Así pues, considero que la medida óptima para incitar el alquiler sería a través de desgravaciones fiscales, suprimiendo previamente las desgravaciones por compra de vivienda habitual.