04 abril 2012

¿Por qué España es la líder del desempleo?

España en la Champions League del desempleo 
El Eurostat ha publicado el pasado 2 de abril los datos de desempleo de febrero de los países europeos. Por desgracia, la media de desempleo de la Eurozona se ha incrementado en un 0,1% en febrero respecto al mes anterior, situándose en el 10,8%.

Si nos vamos a nuestro país, España, ya vamos asumiendo que somos los líderes europeos del desempleo. En febrero de 2012 hemos hecho un hito en la historia de España, pues la tasa de paro se ha situado en el 23,6%, lo que equivale a tener 4.750.867 personas paradas.



Algún economista destacado como Santiago Niño Becerra apunta a que llegaremos a la escalofriante cifra de 6 millones. Otros análisis, como el de “InfoEstudis la Caixa”, apuntan a que el paro escalará hasta el 24,1% al final de este ejercicio económico.

Cierto es que el paro se está cronificando en España, y cuando más rápido se ponga solución a este problema mejor, sino podremos afirmar la existencia de “la generación perdida”.


España funciona bajo el síndrome de la rana hervida
La poca rapidez que tiene España para solucionar los problemas estructurales de su economía me lleva a explicar esta situación con el famoso ejemplo de la rana hervida, pues considero que me entenderéis mejor.

Si ponemos una rana en una olla hirviendo, inmediatamente intenta salir. Pero si ponemos la rana en agua a temperatura ambiente, y no la asustamos, se queda tranquila. 

Cuando la temperatura se eleva de 21 a 26 grados, la rana no hace nada, es más, parece estar a gusto. A medida que la temperatura aumenta, la rana está cada vez más aturdida, y finalmente no está en condiciones de salir de la olla.

Aunque nada se lo impide, la rana se queda allí y se cocina. ¿Por qué? Porque su aparato interno para detectar amenazas a la supervivencia está preparado para cambios repentinos en el medio ambiente, no para cambios lentos y graduales.


Con este ejemplo, quiero poner de manifiesto que el paro es una amenaza económica que incrementa a una velocidad relativamente lenta (al igual que la temperatura del agua), y posiblemente sólo ponemos remedio cuando se avecinan elecciones por puro interés político.

El desempleo, desde el estallido de la crisis en 2008, se ha ido incrementando lentamente, tan lentamente que no lo hemos visto como una amenaza, incluso lo hemos ignorada diciendo que había brotes verdes en la economía española (Zapatero). Todo ello, ha demostrado que nuestra capacidad de reacción para solucionar los problemas es relativamente nula, lo que nos ha llevado a la actual situación, en donde el margen de maniobra del gobierno es escaso.

En resumen, los españoles, al igual que la rana, hemos disfrutado demasiado de las cálidas y relajantes aguas. La temperatura ha ido subiendo desde el inicio de la crisis, y no sabemos si estamos tan aturdidos que no podemos salir de la situación, o bien ya nos hemos quemado. 




¿Por qué España ha destruido tanto empleo en esta crisis?
Una pregunta que nos podemos hacer es por qué España lidera el desempleo en Europa, y no es otro país menos desarrollado.

En cualquier caso, podemos afirmar a partir del gráfico expuesto, que el paro ha acusado más a España que a cualquier otro país europeo. Pero, ¿A qué se debe el elevado paro español? La respuesta es que la economía de España se ha quedado huérfana tras la explosión de la burbuja inmobiliaria, es decir, está padeciendo la reestructuración del sector de la construcción. 

Todos sabemos, que a partir de la Ley de suelo de 1998 llevada a cabo por el Gobierno de José María Aznar (PP), la economía española basó su crecimiento económico en la construcción, complementándose perfectamente con otros sectores clave como son el turismo y el sector automovilístico.



La economía del ladrillo nos permitió parar la sangría de desempleados que venía sufriendo España desde 1992. Como se aprecia en el gráfico expuesto, desde la aplicación de la Ley suelo de 1998 hasta la explosión de la burbuja inmobiliaria, España vivió su época dorada. 











Pero basar el crecimiento económico de un país en la construcción es benigno a largo plazo? Pues no, ya que no aporta nada de valor añadido a la economía y, además, depende de que funcione perfectamente el sector financiero del país, pues de no es así, no llegará muy lejos éste sector industrial. 

Ignorado éste problema, hemos dejado que la construcción ganará peso a lo largo de los años llegando a representar un 11,7% de nuestro PIB. Años más tarde vimos que fue un grave error!

Como bien sabemos, las dos mayores inversiones de una persona suelen ser las casas y los coches. Para adquirir ambos bienes, la mayoría de personas acuden a un banco a pedir un préstamo.

Así pues, cuando estalló la crisis económica en 2008, la cual deriva también de una grave crisis financiera, el grifo del crédito se cerró y eso ocasionó que tanto el sector de la construcción como el automovilístico se vieran abocados a una profunda reestructuración.

En consecuencia, estamos viendo como la construcción va perdiendo peso en el PIB español. Si en 2010 representaba un 11,7% del PIB, 5 años después, en 2010, bajó hasta el 10,1%, lo que equivale a una caída de 1,6 puntos. Además, todo apunta a que seguirá perdiendo relevancia. 












No obstante, traducido a un lenguaje más llamo, es como si a la construcción se le hubiese diagnosticado el cáncer cuando ya estaba expandido por todo el cuerpo. Ya no tiene remedio, y todos los “especialistas” se ponen de acuerdo que le queda poco tiempo de vida. 

El hecho de que se le acorta la vida al sector del cemento lo podemos demostrar con los 2 siguientes gráficos. En este primer gráfico, vemos que el porcentage de personas que trabajaban en la construcción respecto del total de la economía española, en la época del pleno boom inmobiliario (2005), representaba el 12,4%.





Pasada la explosión de la burbuja inmobiliaria, 5 años después, vemos que las personas que trabajan en la construcción sólo representan un 8,6% del total de la población activa, lo que equivale a una caída respecto 2005 de 3,8 puntos porcentuales.










En resumen, la muerte de la construcción hace dejar huérfana la economía española, lo que ocasiona que la sangría de desempleados que vivió España en 1992 se vuelva a repetir después de estar suturada 16 años. Otra consecuencia indirecta es que vuelve abrirse el debate sobre si España debería ser un país de servicios, un país industrial, un hub tecnológico, etc.


España debe buscar un nuevo modelo económico
En conclusión, España debe abandonar el obsoleto modelo de crecimiento que se sustenta básicamente del ladrillo. El conocimiento, el capital humano, la tecnología o la investigación y el desarrollo deberían ser los pilares por los que debería apostar la nueva economía española post-ladrillo.

Ver en PDF

5 comentarios:

Es de todos conocido que la temperatura que el agua elige para entrar en ebullición es la correcta, que sea de 100º no quiere decir absolutamente nada.
En éste país de ranas hervidas y ranas hirviendo, encuentro a faltar el colectivo de ranas a punto de entrar en ebullición. Está claro que no hay, éstas son las listas que han saltado de la olla.
Burbujas aparte, las de la ebullición y las del ladrillo, lo cierto es que mucho está tardando el tejido empresarial de éste país en volver a generar empleo, un momento: ¿he dicho tejido empresarial?, habrá sido un lapsus.
En éste país el tejido empresarial está hecho jirones. Un empresario no tiene por que ser un señor parecido al señor Emilio Botín. Empresarios en éste país hay muchos a los que les ha salido más rentable cerrar la empresa que despedir a los trabajadores que exige una reestructuración capaz de continuar con su actividad. Empresarios que han agotado sus ahorros para pagar mes tras mes las nóminas de sus empleados en los primeros momentos de la crisis y que han acabado cerrando con todo el dolor y en la ruina.
Hay miedo a volver a pasar por eso, está claro...

Hola Anabel.

Totalmente de acuerdo contigo. En esta crisis se está perdiendo mucho tejido empresarial, y si salimos de esta recesión, costará muchos años volverlo a recomponer.

El problema no radica en la austeridad del gobierno central de España, sino en las políticas deflacionistas que vienen impuestas desde Bruselas. Ahí es donde hay que protestar!

bonito... pero y las fuentes?

Bienvenido anónimo!

Primero de todo gracias por comentar. Nada más decirte que la fuente la tienes abajo de todo a la derecha (es un archivo PDF del Eurostat).

Varias personas me han insistido en que ponga las fuentes. Es cierto que no las suelo poner (porque no me gusta), pues parece que las queréis para verificar la información que expongo, pero entiende que no consigo nada mintiendo a la gente. Entiende que me pueda molestar que me pidáis las fuentes, pues de cierta manera pienso que me estáis cuestionando el contenido.

Si alguien quiere las fuentes de algún artículo porque le ha gustado mucho o porque tiene interés en recopilar información sobre el tema, siempre puede acudir a la pestaña "contactar" de arriba de mi blog y rellene el formulario. Yo amablemente le pasaré las fuentes que precise.

Por último, comunicarte que todos los datos que utilizo suelen ser de organismos oficiales. Por ejemeplo, las últimas 4 barras son de elaboración propia a partir de los datos del INE.

Y una última cosa, cuando publiquéis comentarios intentar poner un nombre ficticio por lo menos, pues me gusta dirigirme con el nombre de una persona y tener un contacto directo con el lector, que es de agradecer para ambas partes.

Vota aquí por un Salario básico en Europa, hasta el 14 de enero :) se necesitan 900.000 firmas:


http://basicincome2013.eu/ubi/es/firmar-la-iniciativa/


Comparte

Publicar un comentario