15 abril 2012

Las presidenciales francesas: la carrera hacia el Elíseo

Elecciones Francia 2012

El próximo 22 de abril se celebrará la primera vuelta de las elecciones para la presidencia de Francia. La segunda vuelta electoral, tal y como dispone la Constitución francesa de 1958, se celebrará en caso de que ninguno de los candidatos presidenciales obtenga una mayoría absoluta en el primer escrutinio. Esta segunda vuelta se celebraría en el decimocuarto día después de la elección, en el que participarán los dos candidatos que hayan obtenido  el mayor número de votos en el primer escrutinio. 

Los últimos sondean afirman que se celebrará una segunda vuelta electoral, en la que se estima que participarán François Hollande (PS) y Nicolás Sarkozy (UMP), pero incluso se especula que podría participar Marine Le Pen.

De todos modos, en este artículo se sintetizará los programas electorales de los 5 grandes partidos franceses: Parti Socialiste (François Hollande), Union pour un Mouvement Populaire (Nicolás Sarkozy), Front National (Marine Le Pen), Front de Gauche (Jean-Luc Mélenchon) y Mouvement Démocrate (François Bayrou).


Programas electorales

Parti Socialiste (François Hollande)

  • Aumento del 25% en las ayudas a las familias con hijos en edad escolar.
  • Congelar los precios del carburante durante 3 meses. 
  • Creación de un fondo de solidaridad para que los jóvenes accedan a una vivienda de alquiler.
  • Retirada de las tropas francesas de Afganistán.
  • Restablecer la jubilación a los 60 años para aquellos que han empezado a trabajar a los 18.
  • Reforma fiscal y bancaria: suprimir exenciones fiscales ricos, tasar igual las rentas del trabajo que las del capital, aprobar simbólica tasa a los millonarios y medidas contra los paraíses fiscales y la especulación.
  • Creación de 60.000 puestos de trabajo en educación.
  • Creación de un Banco Público de Inversiones destinado a financiar a las pymes. 
  • Conceder el derecho de matrimonio a las parejas homosexuales.


Union pour un Mouvement Populaire (Nicolas Sarkozy)

  • Creación de un IVA social.
  • Reducción del número de funcionarios públicos de las grandes colectividades territoriales. 
  • Creación de un impuesto para los grandes grupos empresariales de Francia. 
  • Reducción del número de parlamentarios.
  • Congelación de la contribución francesa al presupuesto de la Unión Europea. 
  • Pago de las pensiones en el 1º día del mes en lugar del 8º día actual.


Front National (Marine Le Pen) 

  • Salir de forma ordenada del euro y retomar el franco.
  • Nacionalizar la banca para garantizar los ahorros de los franceses.
  • Renegociar los tratados europeos para recuperar la soberanía nacional francesa.
  • Restablecer la pena de muerte abolida en 1981 y la cadena perpetua efectiva.
  • Reducir un 95% el número de inmigrantes en suelo francés en 5 años.
  • La no gratuidad de los servicios sanitarios a los inmigrantes durante el 1º año aunque estén contribuyendo a la misma con impuestos.
  • Restablecer las fronteras dentro de la UE y abolición del espacio Schengen.


Front de Gauche (Jean-Luc Mélenchon)

  • Subir el salario mínimo interprofesional a 1.700€.
  • Limitar el sueldo máximo en las empresas públicas en 360.000€.
  • Regularización general de los sin papeles.
  • Nacionalización de los grupos energéticos.
  • Proponer un referéndum sobre la energía nuclear 
  • Gravar los ingresos financieros de las empresas.
  • Favorable al matrimonio homosexual, el aborto libre y la eutanasia. 
  • Escolarización obligatoria de los 2 a los 18 años. 
  • Destinar el 2% del PIB a vivienda social.
  • Restablecer la jubilación a los 60 años. 



Mouvement Démocrate (François Bayrou)

  • Propone la idea de una Constitución Europea 
  • Defensa del sector agrario francés. 
  • Defensa de la reindustrilización de Francia.
  • Propone aumentar el IVA un 2%.
  • Defiende la creación de un ejecutivo europeo elegido por los ciudadanos de la UE.
  • Favorable a que el BCE compre deuda periférica en situaciones tensas.
  • Defiende la creación de los eurobonos para financiar grandes proyectos europeos.


Los sondeos vaticinan una ajustada victoria de Sarkozy 
Parece ser que Sarkozy conservará su puesto por 5 años más según un sondeo de CSA. Asimismo, el actual presidente galo se llevaría el 30% de los votos, seguido del socialista Hollande que recolectaría el 26% de los sufragios.

A más distancia entre estos dos, en tercera posición, la ultra conservadore Marine Le Pen cosecharía el 15% de las papeletas, seguida muy de cerca del partido centrista de Bayrou y del comunista de Mélenchon.

Finalmente, sorprende el auge en intención de voto del partido ecologista de la noruega Eva Joly (Europe Écologie Les Verts), quien se llevaría un simbólico 2,5% de los votos.

























En la segunda vuelta electoral Hollande resulta ganador
A pesar de que las encuestas apuntar a que Sarkozy volverá a ser reelegido, en la segunda vuelta electoral del 6 de mayo, por contra, la mayoría de sondeos manifiestan que ganará Hollande con el 57% de los votos frente al 43% de Sarkozy.






Conclusiones
Los europeos hemos de estar atentos de que partido resulta ganador en las elecciones francesas. Si resultasen ganadores partidos extremistas, ya sea la extrema derecha de Marine Le Pen, o bien, la extrema izquierda de Mélenchon, podrían suponer una desestabilidad para la zona euro, pues son opciones políticas que abogan por propuestas antieuropeístas y populistas, y que se oponen a cualquier tipo de medida que vaya en el sentido de reducir el déficit público. En resumidas cuentas, ambos partidos defienden a capa y espada la soberanía nacional francesa.

Del mismo modo, si ganara el socialista Hollande, podría aumentar la desconfianza en Francia. Sarkozy bajo un tono entre desabrido y apocalítpico expone que si ganan los socialistas "habrá una crisis de confianza masiva y volverá la especulación contra el euro". Esas fueron las palabras del presidente francés que intenta aumentar el espectro de la llegada al poder de una izquierda financieramente irresponsable, dispendiosa y aficionada a subir los impuestos y a redistribuir los recursos abusando del talonario social. En síntesis, Sarkozy apuesta por al teoría "O yo, o el caos".

Así pues, parece que Sarkozy y Bayrou son la mejor elección para la estabilidad de Europa. Sus amplios compromisos para cumplir los objetivos de déficit impuestos desde Bruselas bajo un programa político basado en la austeridad hacen que sean los mejores candidatos desde el punto de vista europeo

En cualquier caso, es trascendental conocer que partido se enfrentará a gobernar el país galo, pues tendrá que combatir contra una tasa de paro del 10%, un déficit público del 5,2% y una deuda pública que supera con creces el 85% del PIB.

0 comentarios:

Publicar un comentario