10 marzo 2012

España entra en una doble recesión

Resumen de la Gran Recesión en España
Desde que empezó la crisis en 2008, la economía ha pasado a ser el principal tema a comentar en todos los medios de comunicación: prensa, radio, telenoticias, etc. Siempre nos inundan con malas noticias económicas pero llega un momento en el que no sabemos cómo hemos entrado en este agujero y, por eso, me propongo a continuación a hacer un pequeño resumen de cómo hemos entrado en 2008 en esta gran recesión y a explicar que nos deparará el futuro en España.

De entrada, hemos de tener claro los españoles que nuestro país se adentra por primera vez en su historia en una doble recesión. ¿Por qué? Porque las políticas neokeynesianas de Zapatero (PSOE) no han hecho su efecto positivo y por la profundidad de la primera recesión, en 2009.

No existen antecedentes de doble recesión en España, pero ya es un hecho. España registró un crecimiento negativo en el último trimestre de 2011 y se prevé que siga haciéndolo durante varios más. Pero, ¿a qué se debe este hito en la historia económica de España?

Pues bien, según el profesor de la Universidad de Pennsylvania e investigador de Fedea, Jesús Fernández Villaverde, “la combinación de la profundidad de la crisis inicial, el no haber reestructurado lo suficiente el sistema financiero y una consolidación fiscal impuesta por haber agotado los márgenes de actuación de España en los mercados financieros nos ha llevado a la difícil situación actual”.


1ª Causa: La crisis inmobiliaria
En primer lugar, España entró en recesión en 2008 como consecuencia de una crisis financiera causada por el estallido de la burbuja inmobiliaria. España afronta esta situación con un consumo interno anémico y con el comienzo del desapalancamiento del sector público y privado.


2ª Causa: La crisis financiera no deja fluir el crédito En segundo lugar, la salida de la crisis bancaria española se facilitará si las entidades se reestructuran a fondo, de forma que sanen totalmente sus balances para que se facilite el flujo de nuevo crédito. El problema de España, es que las cajas de ahorros, por problemas directamente vinculados a su estructura de gobierno, decidieron evadirse de la realidad. Asimismo, en vez de sanear su situación, se dedicaron a la acrobacia contable y a fusionarse generando así entidades más sistémicas pero igual de mal gestionadas.


3ª Causa: Las políticas neokeynesianas de ZP no funcionaron
El tercer motivo que ha motivado a España al encadenamiento de su segunda recesión es que el tirón de la demanda agregada que efectuó la política fiscal no era sostenible (las políticas neokeynesianas de ZP: Plan E, Plan Renove, cheque bebé,etc.).                                                                                            
Aunque España había entrado con una deuda pública reducida y una situación presupuestaria aceptable, la rápida caída de los ingresos y la fuerte subida del gasto público nos llevó a déficits por encima del 11% del PIB. Estos déficits y la ausencia de un proceso de reestructuración bancaria causaron una alta aversión al riesgo entre los inversores, lo que provocó una crisis de deuda soberana también en España.

En resumen, 2009 fue mucho mejor de lo que hubiera sido porque se pidió prestado masivamente para incrementar el gasto público. Obviamente, esta situación era insostenible y ahora tenemos que pagar por ello un precio demasiado alto si vemos como se financia el Tesoro Público a 10 años en comparación con su homólogo alemán.


4ª Causa: El pésimo diseño estructural de la Unión Europea
Por añadidura, el pésimo diseño estructural de la Unión Europea, que está basado en una zona monetaria única sin una autoridad fiscal que mutualice la deuda soberana de sus miembros o haga una integración fiscal entre éstos, complica todavía más el panorama a las economías periféricas de la Eurozona, pues éstas no tienen ni siquiera soberanía monetaria para subsistir como Gran Bretaña.

Ver en PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario