23 marzo 2012

Crisis, dignidad y exclusividad: trío incompatible

El consumidor sinvergüenza
La crisis ha disparado el ingenio a la mayoría de empresas que desean facturar lo mismo que antes de la crisis de 2008. No les importa si pierde imagen su firma o si tienen que poner a sus clientes en una incómoda situación. En resumidas cuentas, falta de ética, de ingenuidad y respeto es el denominador común de estas políticas de marketing. Un ejemplo de esta vergonzosa técnica de mercadotécnica son llevas a cabo por Desigual o Springfield. 

En Enero de 2011 la marca Desigual, una firma española de ropa casual, fue pionera en dejar en vergüenza a sus clientes. Dicha entidad propuso por primera vez en la historia de España un nuevo concepto de rebajas: “entra casi desnudo y sal vestido”. Desigual enunció que las 100 primeras personas que a primera hora de la mañana se presentaran delante de la tienda en ropa interior podrían salir vestidas con ropa Desigual totalmente gratis.

Del mismo modo, Springfield, una cadena española de tiendas de moda, para hacer frente a su potente rival Zara, incorporó en 2012 un nuevo concepto de descuento algo más conservador y ético que el propuesto por Desigual. El principal rival de Zara convirtió la entrada de sus tiendas en pistas de baile. Bajo el slogan “demuestra tus dotes de baile y consigue un 50% de descuento en todas tus compras” consiguió llamar la atención de muchos viandantes como mínimo.

Estas estrategias anticrisis llevadas a cabo por un reducido número de empresas de moda demuestra que hay una arraigada cultura del “it’s free” (es gratis) en España. Cierto es que estas propuestas de marketing han tenido un rotundo éxito, como también lo es que han dejando por los suelos la dignidad de los consumidores. El tiempo nos dirá si estas prácticas han sido “pruebas piloto aisladas”, no obstante, no descartaría prácticas más excéntricas y todavía menos éticas.



Marcas que pierden exclusividad: G-Star y Apple                 

Parece ser que a la larga las marcas buscan facturar más sin importarle que esto contradiga a su razón de ser. Marcas como G-Star, que nació con el objetivo de producir ropa de calidad y de alta moda urbana, o Apple, el propósito social de la cual se basa en el fomento de la individualidad y la excelencia, han preferido perder exclusividad ampliando su tipo de público objetivo para aumentar clientes y, por ende, aumentar beneficios. 

Un ejemplo de lo expuesto es que hemos visto todo tipo de personas con algún producto de G-Star. Del mismo modo, en el caso de Apple, dentro de pocos meses, veremos sus productos en una cadena multinacional de hipermercados tan vulgar como Carrefour.       

Finalmente, me gustaría que analizarais la evolución del tipo de público al que se dirige la marca de calzado de Johan Cruyff, las bambas de la cual inspiran elegancia y moda en la forma, y exclusividad con el charol brillante como material. Viendo la historia de G-Star me hace pensar que la marca Cruyff irá perdiendo exclusividad con el tiempo.

7 comentarios:

En cuanto a la dignidad, creo que si a los clientes que van semidesnudos o que hacen bailes en la puerta no les importa, menos le va a importar a la empresa.

Gracias por comentar anónimo.

Yo creo que se aprovechan que el poder adquisitivo de los españoles está en caída libre y que saben que en España se hace todo lo posible por conseguir las cosas más baratas. La opción de Desigual me parece demencial, la de Springfield es más tolerable.

En cualquier caso, pienso que es una forma de denigrar al consumidor y de publicitarse en medios de comunicación de forma gratuita (como lo estoy haciendo yo ahora) a través de excentricidades como esta.

yo no creo que estar en ropas interiores sea denigrar a una persona. La empresa solo quiere captar toda la atención posible de sus clientes y de hecho que lo ha hecho. El consumidor es el que elige!
Pd: recordemos que la vergüenza no se puede generalizar, algunas personas les da vergüenza que lo vean en ropas interiores y a otros no, es mas se sienten mas libres y cómodos.

Estaríamos entrando al campo de lo ético si nos ponemos a pensar si es o no denigrante. Hay que ponerse a pensar en los valores que maneja la empresa, porque al hacer esto están, de algún modo u otro, dando una imagen al público y este tipo de promoción no es muy "exclusiva" que digamos. Entonces, la empresa también se está arriesgando.

En un contexto de crisis, como es el que están viviendo allá en España, a muchas empresas no les queda de otra que usar este tipo de estrategias para no generar pérdidas y sobrevivir a toda costa.

En el caso de los que asisten, pues tengo entendido que hay tiendas más baratas que éstas y en las cuales no tienen que hacer el show. Por lo tanto, queda en los clientes, y de los valores que cada uno de ellos tengan, la decisión de ir o no.

Gracias por comentar Jesús.

Yo creo que el consumidor paga con su desnudo o baile el precio de la publicidad de Desigual o Springfield, a cambio de un generoso descuento. Sin duda alguna, si lo miras desde este punto de vista, es aberrante.

Hay muchas maneras de sobrevivir a la crisis. No creo que la mejor sea denigrar al consumidor, sabiendo de antemano que el poder adquisitivo de éste está decreciendo. Aportar valor añadido a sus productos incrementando la calidad de éstos o reducir costes, como por ejemplo aplicando el modelo logístico "just in time" de Zara (Inditex), es una buena manera de seguir conservando buenos márgenes comerciales y poder mantener los niveles de beneficio anteriores a la crisis.

No paran de hacer campañas cada vez mas agresivas para tener publicidad gratis y como decís el consumidor cada vez tiene menos poder adquisitivo, pues se apunta a todo.

creo que habéis confundido el termino de vergüenza. La vergüenza se tiene que sentir en primera persona, y como es obvio cada persona tiene su propio concepto de vergüenza. A lo que tu realmente quieres decir en lugar del concepto de vergüenza es el de vergüenza ajena.

saludos y muy buen blog! (por cierto yo también hago ade en la ub, aunque no estamos en la misma clase, ni en el mismo curso, si eso un día me paso y te saludo)

Publicar un comentario