28 febrero 2012

Análisis del Sector Público de España

El Sector Público de España, un tema que discutir!
Últimamente está de moda cuestionar la dimensión del sector público español, su estructura de gasto tras el traspaso de competencias del Estado a las Comunidades Autónomas (CC.AA.), así como también se debate la mejora de la eficiencia que se puede lograr en los diferentes niveles de la Administración Pública.

En cualquier caso, la sociedad española quiere seguir contando con unos servicios públicos de calidad, pero también reclama una mejor gestión del gasto público que asegure la oferta adecuada de los servicios y sin cargas impositivas ni administrativas adicionales.

Asimismo, la clave para logar una senda sostenida de crecimiento que genere empleo en la economía española en los próximos años pasa por la mejora de la competitividad y el sector público debe ser un factor que sume y no que reste en este objetivo.


Mientras el sector privado se ajusta, el Sector Público se expande
A pesar de todo, con la crisis económica, el sector privado ha sufrido un ajuste sin precedentes con la desaparición de miles de empresas y la pérdida de más de 2,5 millones de empleos. Sin embargo, el sector público ha permanecido ajeno a esta situación, aumentando su personal y su coste de manera intensa, tendencia que sólo se ha frenado en 2010.

Según el Boletín del Personal al servicio de las AA.PP., en 2010 el número de ocupados ascendió a 2,7 millones, lo que equivale a una proporción de un empleo público por cada cinco del privado.

De la misma forma, podemos exponer también que el empleo público se ha más que duplicado en los últimos 30 años, frente al crecimiento del 50% del empleo en el sector privado.



A diferencia de crisis anteriores (1983 y 1993), en el periodo 2008-2010 el Sector Público no ha ajustado sus plantillas. Más bien todo lo contrario: en los últimos 3 años el empleo público ha aumentado un 7,4%, en claro contraste con la caída del 12,1% en el sector privado. Las CC.AA. concentran el 96% del aumento del empleo en el sector público en este período de crisis económica.




El tamaño del Sector Público aumenta más rápido que el de la población
El cambio en la estructura del mercado de trabajo a favor del Sector Público no se explica en totalidad por el factor del aumento de la población. En el período 1996-2010 el crecimiento de la población se sitúo en el 18,5% frente al 35,1% de incremento del personal del Sector Público.



Comparativa de España con la OCDE
España se sitúa en torno a la media de los países desarrollados en lo que se refiere tanto a número de empleados públicos por cada 1000 habitantes, como a números de empleados públicos con respecto a la población activa. Así, entre los países más competitivos y con mayor renta per cápita se encuentran algunos con un peso elevado de personal del Sector Público y otros donde su tamaño es sensiblemente inferior al nuestro.


Sin embargo, la remuneración de los asalariados supone el 26,1% del total del gasto del Sector Público en España, una ratio claramente superior al del conjunto de la Unión Europea o de la Eurozona, donde se sitúa en el 22,6% y en el 21,6% respectivamente, y superior también al de países como Francia, Italia, Reino Unido o Alemania. Por lo tanto, parece que nuestro Sector Público es más intensivo en trabajo y menos en capital si lo comparamos con otros países de la OCDE y, por lo tanto, menos productivo.














Diferencias de estructura del personal entre las distintas CC.AA
Veo importante mencionar que no se pueden llevar a cabo comparaciones homogéneas entre CC.AA., porque incluso existen diferencias relevantes dentro de cada una de ellas.



Remuneración de los asalariados en las Administraciones Públicas
Esta variable no ha dejado de crecer en los últimos 10 años, con la excepción de 2010, ejercicio en el que se llevó a cabo un ajuste fiscal. En consecuencia, la remuneración de los empleados deL Sector Público ha ganado peso en el PIB hasta alcanzar casi el 12%.

El aumento de la remuneración de los asalariados del Sector Público en España entre 1995 y 2009 ha sido muy superior al de Italia o Reino Unido, casi el triple que en Francia, y veintisiete veces más que en Alemania, donde apenas han crecido el 5,2%. Por otro lado, Grecia, Irlanda, y algunos antiguos países del Este son los que han experimentado los mayores incrementos en la remuneración de los asalariados del Sector Público.



Conclusiones y reflexiones finales
  • Hay una tendencia histórica al incremento continuado del empleo público en todas las AA.PP y a una producción del Sector Público más intensiva en trabajo que en capital y tecnología en comparación con otros países de nuestro entorno.
  • La oferta de empleo público ha sido pro-cíclica, excepto en la reciente crisis (2008-2011), que ha sido anti-cíclica. Debería ser acíclica, dado el carácter de permanencia en el puesto del empleado público.
Todo lo anteriormente expuesto obliga a considerar la reducción del coste de personal por el peso creciente del mismo en el total del gasto público, e incluso la reducción del número de efectivos.
  • Es bueno que 1 de cada 3 españoles o que el 92% de los estudiantes de empresariales quieran ser empleados públicos? Es benigna esa cultura funcionarial?
  • Es positivo que España presente una media de creación de empresas por habitante de 0,3 frente a la media de 3 de Estados Unidos. ¿Por qué España no llega a la media de 1 creación de empresa por persona? Los españoles tenemos aversión al riesgo o nos gusta la comodidad?

2 comentarios:

Creo que no es baladí que en España, Grecia, Irlanda y países del Este el salario de los empleados públicos haya subido mucho más que en países europeos más desarrollados. ¿Lo dices en sentido negativo?

Iván, es obvio que lo digo en sentido negativo. Los incrementos salariales deben ir ligados a incrementos en productividad y no a incrementos del IPC. Todas las economías que me mencionas tienen problemas de productividad, y que éstas incrementen más el sueldo de sus funcionarios frente a sus homólogos europeos nordoccidentales (los cuales son mucho más productivos), lo que provoca es que sean aún menos competitivas respecto a éstos últimos.
En cualquier caso, estamos hablando de empleados públicos, ellos tendrían que dar ejemplo de lo que significa ser "productivo".

Publicar un comentario